Pólizas de vida

Seguros de vida: qué saber antes de contratar

Escrito por MoneyController el 05.01.2021

En España, aproximadamente 21 millones de personas tienen contratado un seguro de vida riesgo y hay registradas alrededor de 9 millones de asegurados de vida a través de productos de ahorro y jubilación. Casi la mitad de los ciudadanos españoles cuenta con una póliza de este tipo. El 2019 cerró con 241.000 millones de euros gestionados por los seguros de vida, según UNESPA. Sin embargo, el pasado año, los españoles desembolsaron menos capital en este tipo de pólizas.

Contratar un seguro de vida puede ser más difícil de lo que parece a primera vista. Existen límites, exclusiones, vinculaciones y distintas categorías de primas que no son siempre fácil de calcular. El primer paso para salir de dudas es distinguir entre el seguro de vida riesgo y el seguro de vida ahorro, el primero es el más usado, por el que se asegura solo el fallecimiento, el de vida ahorro por su parte, es en el cual se acumula un capital que el beneficiario rescata al terminar el contrato, como podría ser en el momento de la jubilación.  Existe un tercer tipo de seguro, el de vida mixto, que combina las modalidades de los dos anteriores, permitiendo que los beneficiarios cobren el capital en el caso de que el fallecimiento del interesado suceda antes de finalizar el contrato.

La portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Ileana Izverniceanu, sugiere cerciorarse de que lo que se está contratando es realmente un seguro de vida que cubre fallecimiento e invalidez y no solo un seguro de accidentes, ya que en ese caso, “dejará desprotegido al tomador si la causa es una enfermedad” asimismo recomienda informarse sobre las posibles exclusiones.

Entre las exclusiones incorporadas a las pólizas de vida es habitual encontrar la práctica de ciertos tipos de deporte o trabajos donde se corran riesgos físicos, los límites temporales (periodo de carencia en el que el seguro no está activado). Asimismo, las compañías buscan evitar la cobertura en caso de suicidio o si el fallecimiento se produjo durante la práctica de deportes de riesgo.

La mayoría de los problemas con el seguro de vida, afirman los expertos consultados, surgen por contratarlos a través de los bancos. Los productos vinculados con la hipoteca quedan prohibidos por la nueva Ley de Credito inmobiliario, quedando permitidos solo en caso de mejorar las condiciones de financiación.

 En todo caso, es conveniente hacer cuentas sobre su coste y hacer comparaciones con un seguro de vida alternativo, “Con la edad la prima se eleva mucho y puede que le compense sustituir el seguro que tuvo que contratar con el banco por otro más económico, aunque tenga que pagar un mayor tipo de interés en su préstamo”, señala la portavoz de la OCU.

El error por excelencia es aceptar el seguro de vida a prima única (pagándola entera al principio) que coloca el banco al conceder una hipoteca. Además, muchas veces los usuarios desconocen como se calcula la revaloración de las primas para prever su evolución.

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS HOY EN DÍA

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS DE LA SEMANA

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS DEL MES

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS DE LA HISTORIA

Mira la clasificación