¿Corre peligro el dinero en efectivo?

Otros

Escrito por MoneyController el 25.03.2021

  • 376
  • 0
  • Sígueme

Las opciones de pago en los últimos tiempos se han extendido significativamente: Pagos con móvil, tablet, bizum, bitcoin, tarjeta.... y la pandemia del covid ha dado un gran empujón a esta tendencia que parece definitiva. Por ello, los bancos centrales, los 'señores del dinero', están activando sus proyectos para lanzar las divisas digitales (CBDC o central bank digital currency) en un intento por no quedarse atrás y seguir teniendo el control casi absoluto sobre el dinero. Así, el Banco Central Europeo (BCE) parece ir en serio con el euro digital, lo que ha originado el miedo de ciertos sectores que han visto en este tipo dinero una amenaza para el efectivo (parece que el euro digital es sustituto natural de las monedas y billetes), algo que hasta la fecha ha negado el BCE.

Si bien para el consumidor regular no existe diferencia alguna cuando paga con euros en metálico o con tarjeta, la diferencia es significativa a la hora de analizar estos movimientos de millones de consumidores en los agregados monetarios y en los balances de los bancos. El dinero en efectivo forma parte de la base monetaria (el dinero más puro), mientras que el pago con tarjetas o dinero electrónico es parte de la oferta monetaria, dinero creado por los bancos comerciales. El euro y otras divisas digitales serán como el efectivo, un dinero puro, público, creado y guardado en el banco central.

Las CBDC no competirán directamente con el bitcoin u otras criptodivisas (porque no son lo mismo), pero sí servirán pueden actuar como cortafuegos para evitar que estos criptoactivos lleguen a convertirse en medios de pago si algún día logran reunir las propiedades del dinero. "Los bancos centrales y los gobiernos entienden que las criptomonedas han llegado para quedarse, por lo que se espera que comiencen a regular los criptoactivos a finales de este año o principios del próximo. También están acelerando la investigación sobre sus propias monedas digitales (CBDC) y lanzando programas piloto", aseguran desde Deutsche Bank en un informe sobre el futuro de los medios de pago.

Estas divisas digitales podrían ser un medio de pago importante en el futuro, generando ciertos cambios en el sistema financiero e impactando de forma indirecta en otros activos. Son muchas las preguntas que surgen al respecto.

- ¿Resistirán los bancos? Si las familias y empresas pueden mantener sus ahorros en una CBDC sin riesgo, ¿por qué mantener un depósito bancario? Las CBDC podrían provocar la fuga de depósitos desde los bancos privados hasta al banco central. Esto podría generar un terremoto en la banca y en la provisión de crédito a la economía, por lo que es probable que las CBDC estén estructuradas para ayudar a los bancos a retener gran parte de los depósitos.

- ¿Se acrecentará el poder de los bancos centrales? Las CBDC pueden devolver toda la importancia al dinero emitido por el banco central, reduciendo el peso del dinero creado por el sector privado.

La perdida de protagonismo del dinero en efectivo es una de las causas por los que los bancos centrales quieren lanzar sus divisas digitales, pero a la vez se teme que estos euros o yuanes digitales reemplacen al dinero en efectivo, coartando la libertad de los individuos. No obstante, el Banco Central Europeo asegura que "no sustituiría al efectivo, sino que lo complementaría. El Eurosistema seguirá garantizando que todos los ciudadanos tengan acceso a los billetes y monedas en euros en toda la zona del euro".

- ¿Podrían las CBDC ser un estímulo para la economía? teóricamente, las CBDC podrían brindar a los bancos centrales más opciones para estimular la demanda. Un banco central podría cobrar tipos de interés negativos sobre los depósitos o incluso ingresar dinero directamente en las cuentas de las personas, amenazando con eliminarlo si no se gasta dentro de un cierto período de tiempo.

- ¿Pueden crear discrepancias en la sociedad? Actualmente sí, porque no todo el mundo tiene acceso o sabe manejar las herramientas digitales que se necesitan para gestionar las CBDC. "Un problema con CBDC es que no todo el mundo estará dispuesto o necesariamente podrán usar ese dinero. Hoy en día, más del 5% de los hogares estadounidenses no tiene cuentas bancarias, es decir, no tienen acceso al dinero digital del sector privado. Estas personas dependen del efectivo y es menos probable que usen las CBDC. Es probable que este grupo tenga ingresos desproporcionadamente más bajos", sostienen desde UBS.

 

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS HOY EN DÍA

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS DE LA SEMANA

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS DEL MES

LAS PUBLICACIONES MÁS VISTAS DE LA HISTORIA

Mira la clasificación